A principios de este año falleció, a sus 95 años, Jaime Leal González, el educador que le dio vida al colegio José Joaquín Casas, una de las instituciones que durante décadas ha sido muy cercana a la vida del Gimnasio Moderno.

Papá jaime, como cariñosamente lo llamaba su comunidad, desde muy joven sintió que su vocación se encontraba relacionada con la formación de las personas, apreciando el llamado hacia la educación. Después de realizar sus estudios de bachillerato en el Seminario Sagrado Corazón de Jesús, estudió Filosofía y Pedagogía, ramas que le darían un espíritu inquebrantable y una actitud al servicio de los demás que lo llevarían a dejar una huella en todas las personas que cruzaran sus caminos con sus enseñanzas.

Su destreza por las matemáticas lo llevaron a estudiar Ingeniería Civil en la Universidad Nacional, sin embargo, el espíritu educador que corría por su sangre lo llevó a continuar con su obra para fundar, en 1959, el Gimnasio José Joaquín Casas.

Durante su vida fue ejemplo de un hombre apasionado por la educación, que le apostaba a una educación integral. Un caballero que profesaba la honestidad y la honradez sin imponer el autoritarismo.

Toda la comunidad del Gimnasio Moderno lamenta profundamente su fallecimiento y desde esta nota manifiesta sus condolencias a su familia, amigos, estudiantes, maestros y colaboradores del José Joaco.