¡La Batuta se quedó en casa!

El pasado viernes 26 de mayo, en el Club Campestre Cafam, las bandas de los colegios San Tarsicio, Los Nogales, Emilio Valenzuela, Gimnasio Campestre, Gimnasio José Joaquín Casas y Gimnasio Moderno, se dieron cita para disputarse la “Batuta de Plata” en el tradicional concurso de Bandas que lleva su nombre.

El primer colegio en presentarse fue el Moderno, por haber sido el ganador en el año inmediatamente anterior. Su presentación fue impecable, justa y perfecta. 

En el segundo turno, la Banda del Colegio Los Nogales, mostró lo mejor de su marcialidad.

Para el tercer momento del evento, el San Tarsicio saltó al campo para defender el título que durante seis ocasiones han ganado en este mismo certamen.

Seguidamente, hizo aparición la Banda del Gimnasio Campestre.

Los dos últimos colegios en mostrar su repertorio fueron el Emilio Valenzuela y el José Joaquín Casas con presentaciones muy aplaudidas por parte de las barras de cada institución.

La Banda del Gimnasio Moderno, dirigida  por el estudiante Felipe Noguera de Décimo Grado, cautivó al público con su repertorio y lo mejor de sus trompetas que asombraron a los espectadores. 

La interpretación de todos sus temas fue magistral, su coordinación y sincronía fueron impecables, su marcialidad pulcra y su particular y artística manera de mostrar sus obras musicales, que variaron entre modernas y tradicionales, marcó la diferencia frente a sus competidores.

Esta fue la presentación de la Banda del Colegio:

A las 10:45 de la noche, el jurado entregó su veredicto en el que dejó al Gimnasio Campestre en el tercer lugar, al San Tarsicio en el segundo y al Moderno como ganador absoluto de la Batuta de Plata 2017. De igual forma, enalteció al mejor Tambor Mayor, reconocimiento que se llevó el joven que dirige la banda del Colegio Los Nogales.

Este es el momento en video en que le que el Jurado presenta su veredicto:

La victoria del Gimnasio Moderno, es una muestra de trabajo, disciplina, responsabilidad y dedicación. Toda la comunidad se siente orgullosa de cada uno de los alumnos que integran la banda, quienes, durante meses, entregaron toda la energía de su alma y la fuerza de su corazón, para alcanzar un mismo ideal: ser los mejores. La orientación de los jefes, el trabajo en equipo y la entrega de familiares, maestros, directivos, empleados y amigos, permitieron que se alcanzara ese sueño común: dejar la batuta en casa. Una muestra del compromiso de todos con los lineamientos de liderazgo que desde la rectoría del colegio se han definido. 

Con este triunfo, serían cinco las ocasiones en las que el Gimnasio Moderno tiene el honor de levantar este preciado galardón en la historia del concurso.