John Roderick, el nuevo Capellán

El pasado 1 de marzo, miércoles de Ceniza, la comunidad recibió al padre John Roderick, el nuevo capellán del Gimnasio Moderno. Este Canadiense, nacido en la ciudad de Saint John, acompañará ahora a los niños y a los jóvenes en su proceso de formación en la fe y en su búsqueda espiritual.

El padre Roderick, se ordenó como sacerdote en junio del año pasado, camino que decidió tomar después de asistir a una vigilia de oración que dirigió el Papa Juan Pablo II, durante la Jornada Mundial de la Juventud en Toronto en el año 2002. Durante este encuentro, sintió un llamado para servir a la iglesia y dejar su profesión como Químico y especialista en Bioética, para prepararse en Filosofía, Teología, Antropología, e ingresar al sacerdocio.

Cuando estaba estudiando Teología en Roma, tuvo varias experiencias con grupos de niños y jóvenes, que lo inspiraron para ejercer una paternidad como sacerdote, con la cual considera que puede aconsejarlos y ayudarlos en los momentos difíciles.

Llegó a Colombia luego de que el Cardenal de Bogotá invitó a varios miembros de su comunidad, “La Fraternidad de San Carlos”, a trabajar con jóvenes universitarios en la Parroquia de Las Aguas. Sus propuestas, enfocadas hacia la amistad y el cristianismo en los muchachos, lo hicieron el candidato ideal para cumplir el rol en una comunidad escolar como la del colegio.

“El Señor me está regalando la posibilidad de ejercer la paternidad sacerdotal con los niños y jóvenes del Gimnasio, de los cuales tengo mucho que aprender. Apoyar el proceso espiritual y de formación en la fe en un colegio laico es algo fantástico, porque la fe tiene que dialogar con la modernidad, es un desafío que quiero vivir con los estudiantes, dialogando y escuchando sus preguntas, deseos y experiencias frente a la vida. Esta es la verdadera genialidad del cristianismo”, señaló el sacerdote. Con esta cercanía hacia los estudiantes, el padre John quiere conocer lo que los motiva y proponer que la vida cristiana puede iluminar y acompañar todos los ámbitos de sus vidas.

El nuevo Capellán, ha tenido la oportunidad de enseñar religión en Canadá, Italia y Chile; ahora, llega al Gimnasio no sólo a acompañar y a apoyar a los jóvenes, sino a mostrarles una nueva mirada hacia la fe, desde su percepción multicultural e internacional. “La juventud tiene tantas preguntas, experiencias y dificultades, que desean compartir con alguien cercano; por esta razón creo que no sólo vengo a acompañar a los estudiantes, también vengo a ser el rostro de la presencia y cercanía de la Iglesia; porque desde una amistad con Jesús se puede compartir una verdadera espiritualidad “, afirmó.

Comenta que lo que más le ha gustado del colegio, es ver la alegría y la calidez de todas las familias gimnasianas, algo que lo llena de emoción para afrontar este nuevo reto, que ejercerá sirviendo y acompañando a toda la comunidad por el camino de la fe y la búsqueda espiritual.